lunes, 25 de enero de 2010

Cuestionan devolución del Impuesto Selectivo al Consumo

FUENTE: DÍA 1

Por: Manuel Marticorena

La paralización del transporte de carga y de pasajeros durante la semana pasada obligó al Gobierno a reducir en 30% el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) al combustible que compra este sector. Este tema ha generado controversia, no solo porque el Gobierno va a dejar de recaudar S/.130 millones anuales —tal como ha informado el viceministro de Economía, Carlos Casas—, sino porque incentivará un mayor consumo de diésel, el combustible usado por el sector transportes y uno de los más contaminantes.

Élmer Cuba, economista principal de Macroconsult, señala que en el Gobierno se ha establecido como objetivo —hace un par de años— desalentar el consumo de combustibles contaminantes para que el mercado local se oriente a aquellos más amigables con el ambiente. Así, tal como recomienda el Banco Mundial, el Gobierno debería castigar con mayores impuestos a los que más contaminan. La reducción del ISC prometida por el Gobierno a los transportistas va en contra de ese objetivo. El viceministro Casas asegura que esto no es así, pues la política del Gobierno de reducir el consumo de combustibles contaminantes se mantiene, pero es de largo plazo. Indica que aún no existe un combustible que reemplace al diésel, por lo que no se puede castigar con un ISC alto al transporte.

Casas señala que la devolución del ISC se hace principalmente para controlar la informalidad en el sector transporte. La mecánica es sencilla: solo los formales podrán solicitar a la Sunat la devolución, vía crédito fiscal. Los informales no. Por lo tanto, sus costos aumentarán . Considerando que los combustibles representan el 60% de los costos del transporte, los informales no podrán competir contra quienes aprovechen este incentivo y se formalizarán.

HUECO FISCAL
Sin embargo, lo llamativo del arreglo es que el paro de los transportistas se inició por el alza del precio de los combustibles —que en los últimos tres años, pese a las fluctuaciones de corto plazo, siguen manteniendo su estabilidad— y aterrizaron en un arreglo que los transportistas cocinaban desde el 2008.

Macroconsult cree que la decisión del Gobierno es discriminatoria y abre la puerta para que otro tipo de consumidores pidan facilidades para obtener rentabilidad cuando el mercado les dé la espalda o sientan tambalear su situación.

Carlos Adrianzén, director de la Escuela de Economía de la Universidad San Martín de Porres, señala que, además, el que disminuya la recaudación en S/.130 millones por la devolución del ISC es preocupante, más aun porque la Sunat —entidad recaudadora— deberá esforzarse más este año para cumplir con sus metas.

La ministra de Economía, Mercedes Aráoz, dice que la devolución del 30% del ISC al costo del diésel solo es por dos años (con opción a renovarse un año más). La idea es que, en ese lapso, se implemente un sistema automático de detracciones en las 60 garitas de peaje que están en las carreteras, de modo que, al igual que se devuelven los impuestos por combustibles, se haga con los peajes y así se incentive a la formalización.

Aráoz reconoce que hay un costo fiscal en la medida y que el Estado lo asumirá mientras se formaliza el sector. Aún está por verse si ello se produce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada